D02_Santa Catalina y San Nicolás

Aunque santos menores en el calendario festivo valenciano, los festejos de Santa Catalina y San Nicolás se celebran en no pocas ciudades, donde sus actos tienen cierta relevancia local -Alacant, Alzira, Benassal, Dénia, Jarafuel, Morella, Onda, Sueca, València, Vilamarxant, Vinaròs, etc.- y, además, van asociados dada la proximidad de fechas: la Santa, 25 de noviembre y el Santo 6 de diciembre (Ariño y Salavert, 2000). Por añadidura ambas festividades se catalogan como Festa de Xiquets, ya que la esencia de su celebración reside en las escuelas de grado infantil y medio: les catarinetes i els nicolauets (Monferrer, 2009).

De Santa Catalina -Caterina en valencià- expone su biografia que era hija de nobles alejandrinos, convirtiéndose al cristianismo tras contemplar la imagen de Cristo en una ermita. Jesús señaló a la futura Santa a quien debía tomar como esposo. Catalina se casó y predicó la palabra de Cristo por Alejandria pero capturada, sufrió martirio y muerte. Por su parte a San Nicolás Obispo de Mira, nacido el 270 d. C., se la atribuye la resurrección de tres niños que habían sido muertos y encurtidos por un carnicero así como de liberar de la prostitución a tres niñas hijas de un noble arruinado

En Vinaròs los niños estrenaban zapatos nuevos el día de Sant Nicolau; y en la caja de los mismos guardaban «les primes» -merengue con fruta confitada- que degustaban a orillas del río Sérvol, en un ambiente lúdico donde no faltaban carreras y campenatos de «empinar catxerulos». Antaño también los niños corrían un gallo que era atado a un palo. Hoy esta práctica está extinguida y el gallo ha sido substitudo por una piñata. Una semana antes las niñas hacían lo propio por Santa Catalina.

En la actualidad los festejos de Santa Catalina y San Nicolau se han reducido a apenas un día y medio, y en concreto al del Santo. Si bien las onomásticas mantienen su arraigo y siguen vinculadas a los niños y niñas en edad escolar de la capital del Baix Maestrat, pues en los colegios se elaboran «les primes», hay merienda, alegres cancioncillas y loas (Redó, 1997-2000) y se empinan catxerulos por las calles más céntricas de la Vinaròs; y como no, también se celebra misa y procesión (Gómez, La Fiesta de San Nicolás).

Más información en festes.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.